“Al atardecer de ese mismo día, el primero de la semana, estando cerradas las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, por temor a los judíos, llegó Jesús y poniéndose en medio de ellos, les dijo: “¡La paz esté con ustedes!”. Mientras decía esto, les mostró sus manos y su costado. Los discípulos se llenaron de alegría cuando vieron al Señor. Jesús les dijo de nuevo: “¡La paz esté con ustedes!”. (Juan 20, 19-21)

La paz es el gran regalo de Jesús resucitado a sus discípulos. Los de aquel tiempo: Pedro, Santiago, Juan, Mateo, Tomás, Bartolomé, Felipe, María Magdalena, Marta y María de Betania… Y los de ahora: Clara, Juanita, Sofía, Carlos, Sebastián, Margarita, Julio, Ricardo…

Un regalo que tenemos que saber recibir y acoger. Un regalo que tenemos que cuidar, porque lo podemos perder, en las vueltas del camino, si olvidamos hacia dónde nos dirigimos, a quién buscamos, cuál es nuestro propósito.

Jesús resucitado nos da la paz con generosidad, porque está convencido de que somos capaces de recibirla, de conservarla y de hacerla fructificar, comunicándola al mundo en que vivimos, y a las personas que comparten su vida con nosotros.

Pero la paz de Jesús no es una simple ausencia de guerra, como a veces imaginamos. La paz de Jesús no es sólo callar las armas, impedir que las balas arrebaten la vida a alguien. Eso viene después, como consecuencia, como resultado.

Haz click para Continuar Leyendo

No esclavos, sino hermanos

Haz click sobre la imagen para visualizar

 


Es una alegría poder comunicarnos con ustedes a través de este medio.

Espero que esta página sea un instrumento al servicio de la evangelización. Las nuevas tecnologías nos sirven para comunicarnos, son los nuevos areópagos para transmitir el Evangelio.

Queremos que aquí encuentren toda la información sobre nuestra parroquia, su historia tan rica, sus actividades, materiales de formación.....

Que todos los Santos, nuestros amigos e intercesores. Los santos de ayer, de hoy y de siempre, los conocidos y los desconocidos, intercedan por todos nosotros.


P. Javier González.

Cura párroco.